Opera Rural :: AUPEX

La Traviata

La Traviata (título original en italiano, que en español podría traducirse como La descarriada) es una ópera en tres actos con música de Giuseppe Verdi y libreto en italiano de Francesco Maria Piave, basado en la novela de Alejandro Dumas (hijo) La dama de las camelias (1852).

Estrenada el 6 de marzo de 1853 en el teatro La Fenice de Venecia, forma junto con Rigoletto y El trovador, la trilogía popular operística que compuso Verdi a mediados de su carrera.
Titulada en principio Violetta —nombre del personaje principal—, al parecer está basada en la vida de una cortesana parisiense, Alphonsine Plessis. Piave y Verdi querían seguir a Dumas dándole a la ópera una ambientación contemporánea, pero las autoridades de La Fenice insistieron en que se ambientara en el pasado, «hacia 1700». No fue hasta la década de 1880 que se respetaron los deseos originales del compositor y del libretista y se representaron producciones «realistas».

Se estrenó, sin éxito, en el teatro La Fenice de Venecia el 6 de marzo de 1853. El público se burló de la representación varias veces, y dirigió sus burlas a la soprano Fanny Salvini-Donatelli, que interpretaba a Violetta. Salvini-Donatelli, aunque una cantante aclamada, fue considerada demasiado vieja (a los 38), y además tenía sobrepeso, de manera que no encajaba con el papel dramático de Violetta Valéry, quien muere de tuberculosis. Verdi había intentado convencer al gerente de La Fenice para dar el papel a una mujer joven, pero no lo consiguió. A pesar de todo, el primer acto encontró el aplauso al final; en el segundo, sin embargo, el público empezó a volverse en contra de la representación, especialmente después de cantar el barítono (Felice Varesi) y el tenor (Lodovico Graziani). Al final de la ópera, el público rio a carcajadas en vez de apreciar el final trágico. Un día después, Verdi escribió a su amigo Muzio (quizás, ahora, su carta más famosa): «La traviata, anoche un fracaso. ¿Fallo mío o de los cantantes? El tiempo lo dirá».

Después de algunas revisiones entre 1853 y mayo de 1854, que afectaron principalmente los actos II y III, la ópera se representó de nuevo en Venecia, esta vez en el Teatro San Benedetto. Esta representación fue un éxito de crítica, en gran medida debido al retrato de Violetta hecho por Maria Spezia-Aldighieri. Más tarde, se estrenó en Madrid, en el Teatro Real el 1 de febrero de 1855 (Spezia tuvo el papel titular), y en Barcelona el 25 de octubre del mismo año, en el Gran Teatro del Liceo. El 24 de mayo de 1856, se presentó la versión revisada en Her Majesty’s Theatre, en Londres, y le siguió el 3 de diciembre de aquel año su estreno en Nueva York.

Desde entonces su popularidad ha sido constante y se ha mantenido en el repertorio hasta la actualidad. La traviata sigue siendo muy importante dentro del repertorio operístico estándar, y aparece como la número uno en la lista elaborada por Operabase de las óperas más representadas en todo el mundo en las temporadas 2007/2008 y 2011/2012,4 la primera de Italia y de Verdi.

Con La traviata, Verdi alcanzó un estilo maduro, con mayor hondura en la descripción de los personajes, mayor solidez en las construcciones dramáticas, y una orquesta más importante y rica.

Es una obra atípica dentro de la producción de Verdi, por su carácter realista. No refiere grandes hechos históricos como Nabucco, ni está basada en tragedias como Macbeth, sino que es un drama psicológico de carácter intimista. Fue la primera ópera en la que los actores usaron trajes contemporáneos de la época (como smoking y vestidos largos de dama, a la usanza francesa o inglesa), ya que hasta ese momento las óperas siempre usaban trajes históricos, correspondientes a siglos pasados o a otras civilizaciones (como ocurrió con Aida, en la que se usaron ropas del antiguo Egipto; Nabucco, del antiguo Israel, o Rigoletto, que evocaba la Italia del norte del siglo XVI).

Acción situada en París y sus afueras, alrededor de 1850.

Está dividida en tres actos, que respetan la estructura tradicional de presentación, desarrollo y desenlace. El eje dramático de la ópera se centra en la protagonista, Violetta Valéry, a diferencia de la novela de Alejandro Dumas, que fija su atención en su amante, Alfredo Germont (Armando Duval, en la novela), y que hace de ella un retrato aún más idealizado y la muestra como un ser casi angelical.

Junto a Rigoletto (1.851) e Il Trovatore (1.853), La Traviata conforma una terna de óperas que terminaron de consagrar a Giusseppe Verdi tras muchos años en los que los encargos de las distintos teatros habían hecho sufrir el talento del compositor de Le Roncole di Busseto. Los «anni di galera» como él los nombró habían acabado y ahora sus óperas podían ser más elaboradas y eso se empezó a notar en Rigoletto. Sólo había que esperar dos años para que La Traviata se estrenase en el mismo lugar, donde había cosechado el gran éxito de Rigoletto… pero no resultó así.

La Traviata resultó ser un fracaso, por cierto, esperado para el compositor que, desde el primer momento, mantuvo dudas sobre el elenco escogido por la dirección del Teatro de la Fenice en Venecia. Un año después volvió a la ciudad, pero a otro teatro de la ciudad, el San Benedetto, y ahí es donde llegó el verdadero triunfo de esta ópera emblemática.

Equipo artístico

Elenco artístico

Compañía Lírica ECABA

Taller Lírico de la ESAD de Extremadura

Orquesta

Fabián Romero - Concertino/Violín
Arthur Moscalu - Violín
Joan Alonso - Violín
Miguel Ángel Navarro - Violín
David Tejeda - Viola
Irina Banova - Viola
David Barona - Cello

Enrique Hoyos - Cello
Gonzalo Bordes - Contrabajo
Jesús Gómez - Flauta/Piccolo
Adrián Pulido - Oboe
Félix Picón - Clarinete
Rubén Tortosa - Fagot
Lorena Corma - Trompa 1
Pedro Andrés Hermoso - Trompa 2

Coro

Sopranos

Patricia Santos
Elena Cárdenas
Sandra López
Elena Mirón
Ana Rosa Moreno
Inmaculada Guillén
Alba Fernández
Laura Rasero
Julia Cárdenas

Contraltos

Arantza Tejerina
Chon Pastor
Clara Díaz
Irene Rosado
Touré Barrero Selena Portillo
Ana Barroso Nazaret Herrera

Tenores

Benji Estévez
César Márquez
Marcos Javier Corvo
Leocadio Moya Mario Mauriño

Bajos

Gonzalo Mariñas
José Luis Blanco
Antonio Mazzini
André Nascimento

Cuerpo de baile

Carlos Galán
Lucía Aunión
Raúl Marcos
Marina Aunión

Iván Barra
Elena Cárdenas
Pau Ramón
María Raserón

Figuración

Alejandra Crespo Fernández. Dama 1
Touré Barrero. Dama 2
Richi Hurtado. Subastero.
Carlos Galán. Escritor

Equipo técnico

Producción técnica y ejecutiva: AUPEX
Producción artística: CIVM Extremadura
Director de escena: Ángel Jiménez
Ayudante de dirección: Juan Ignacio Mortera
Coreografías: Araceli Molina
Pianista repasadora: Beatriz González
Coordinador orquesta: Gonzalo Bordes
Videoescena: Nuria Prieto
Iluminación: Fran Cordero
Caracterización: Belén Mendo
Escenografía: Museo Etnográfico Extremeño “González Santana” de Olivenza / CIVM Extremadura / Héctor Tato Asensio
Indumentaria: Ayuntamiento de Almendralejo
Técnico de vestuario: Leticia Pérez Castro
Ayudantes de producción: Chus Pablos / Carlos Jiménez / Alberto Puerto / Inmaculada Guillén